30 de junio de 2011

Majorettes

¿Qué probabilidades hay de pasar por una calle y encontrar toda una pared empapelada de foots de majorettes? ¿Y de que al ir a disparar la cámara pase por delante una chica tan estilosa como la que véis en la foto? Pocas, pero tuve esa suerte una tarde, en París.

Igual no entendéis este post, pero siento debilidad por las majorettes, ya lo conté aquí. Y si, yo fui majorette.

28 de junio de 2011

VI Premios Yo Dona


Martes 21 de junio, 37º a la sombra y el invernadero de Arganzuela lleno de gente guapa dispuesta a no perderse la entrega de la sexta edición de los premios Yo Dona.
Me gustó mucho el lugar elegido. No conocía el invernadero y es un sitio realmente bonito para organizar un evento.

Montones de vecinos curiosos y con ganas de ver caras conocidas que se fueron a casa con los deberes hechos cuando vieron a Kate Winslet, Carmen Lomana y demás.


Muchos vestidos largos (el dress code era traje de noche para ellas y esmoquin para ellos), muchos complementos ideales, mucho vintage y poco fluor, salvo alguna excepción como el bolso de Clara Courel. Las túnicas de corte griego y los vestidos sirena siguen estando entre los preferidos.

Vestido Cristina Piña OI 2011/12
 Yo escogí un vestido de mi próxima colección de Otoño-Invierno en blanco roto, con cola y la espalda de encaje azul aguamarina con hilo de lurex dorado. Además, aquí tenéis los estilismos de casi todas las bloggers que estuvimos en la cena, a ver si nos dais el visto bueno.


(De izda a dcha) Mónica de Miss at la Playa, Mamen de El blog de Moda, Patricia de Shopaholic, María de e-coolsystem, Marina La Condesa, Elena Lady-B y yo

Las ganadoras de los premios de este año han sido: Kate Winslet, galardón a la Mejor Labor Humanitaria por su ayuda a los niños con autismo a través de su fundación, The Golden Hat. Y la científica María Blasco a quien le otorgaron el premio a la Mejor Labor Profesional por sus investigaciones en el campo de la biología.

Una de las premiadas, Kate Winslet

Después del cóctel, entrega de los premios y luego cena. Compartí mesa con Shopaholic, Miss at la playa, El blog de Moda y Cósima, la hija de Agatha Ruiz de la Prada y Pedro J. Ramírez. Y tras la cena... ¡fiesta con Alaska y Mario Vaquerizo como DJs!

Yo no puedo estar peor en la foto, pero así veis que la fiesta fue de lo más divertida

24 de junio de 2011

Audrey y yo

Había pensado presentaros a Audrey (mi bici) formalmente, pero al final entre unas cosas y otras ha salido más de una vez por ahí.



La visteis en mi casa en el post del blog Bubble Club de Yo Dona.


La visteis en la cata de sandalias de Fosco.


Y ahora nos “cazan” en Hola StreetStyle.

Así que aquí tenéis la mejor inversión que he hecho en el año. No es que yo sea una cursi nostálgica que ha decidido llamarla así porque me encante Audrey Hepburn, es que venía así de serie. En la caja ponía “Modelo Audrey” y me hizo tanta gracia que la llamamos así, en vez de “ la bici”, es “la Audrey”

¿Y vosotros qué? ¿Os apuntáis al medio de transporte de moda o seguís pensando que "las bicicletas son para el verano"?

20 de junio de 2011

Grès


¿Qué puedes esperar que alguien te diga a la vuelta de un viaje a París? Qué bonita es la ciudad, que romántica, que veas el edificio tal, que saques las entradas para subir a la Torre Eiffel por internet... y un montón de consejos más que te irán muy bien. Mi primer consejo es que vayas a ver la retrospectiva de Madame Grès, la couture à l'oeuvre en el Museo Bourdelle. No sólo recomiendo ir a verla si vais a París, si no que recomiendo marcaros un viajecito relámpago (o no) a París sólo para ir a verla.

Esperaba que fuera especial, porque el trabajo de esta coutirier me parecía espectacular, pero no imaginaba que al final de la exposición estaría totalmente FASCINADA, en serio.



Ésta es la primera retrospectiva sobre Grès organizada en Francia, es curioso que semejante genio de la costura sea tan poco conocida y reconocida fuera del círculo de la moda.
Se compone de 80 piezas características creadas entre 1934 y 1988, además de bocetos y fotografías de fotógrafos como Avedon o Bourdin.


Germaine Emilie Krebs nació en 1903 y siempre deseó ser escultora. Para ella la costura era similar a la escultura y con esa premisa empezó a diseñar en los años 30 con el nombre de Alix Barton (Maison Alix). A partir de 1942 la firmá pasó a llamarse Madame Grès, nombre que se corresponde con el anagrama de su marido, Serge Czerefkow.

Que la exposición comparta espacio con la obra de Bourdell no hace otra cosa que darle un carácter más impresionante al conjunto. La inspiración helénica de muchos de los vestidos y el diseño escultural de los mismos casa a la perfección con la obra del escultor.
Comencé mi visita expectante e impresionada y la terminé emocionada. Por el camino conocí a una señora muy mayor que había visitado la exposición varias veces ya y que conocía la historia de Madame Grès como si hubiese sido la encargada de escribir su biografía no autorizada. Grababa con una videocámara y me encantó que me contara anécdotas, secretos y detalles de esos que sólo percibe el ojo conocedor y experto.

Lo que hace sentir la exposición... algo así como la sensación que te transmite el trabajo bien hecho, la búsqueda de la perfección, el amor por lo que haces y el hacer lo que te gusta, todo eso junto, con unas pinceladas de genialidad y mucho arte. Visita obligada. (La exposición se ha prorrogado hasta septiembre, así que no hay excusa)

Consejos:
* Ir a verla a la hora de comer, porque estaréis practicamente sólos en el museo. Por la tarde se llena de estudiantes, muchos de ellos con la típica actitud de "me han mandado ver esto hacer un trabajo y me interesa más bien poco"
* No vayáis con prisa, merece la pena tomarse todo el tiempo del mundo para disfrutar de cada detalle.

18 de junio de 2011

Azafatas estilosas


Después de unos días sin aparecer por aquí, ya estoy de vuelta. Os contaré algo sobre el viaje a partir de la próxima semana, pero no podía dejar de compartir esta reflexión de sábado.

Desde que me enteré de que Ana Locking había diseñado los uniformes que lucirán las azafatas de Fórmula 1 durante el Mundial, en exclusiva para el Banco Santander, no dejo de pensar en mis años de azafata de promoción. Ay... cómo habría cambiado el cuento si hubiese llevado un uniforme de Ana Locking, por lo menos lo de ser "mujer objeto" por unas horas habría tenido algo más de gracia. Pero bueno, en los años de universidad, valía la pena aguantar nosecuantas horas de pie y nosecuantos pesados por sacarte un dinerillo extra que ahora me parece bastante mísero, pero que entonces me venía requetebien.
Estefanía Luyk estrenando el uniforme
Recuerdo especialmente dos de esos espantosos uniformes, uno por lo retro que era y el frío que pasé con él y otro... otro porque era para recordarlo (¿cómo me pondría aquello?). Era curioso, porque te llamaban a ver si te encajaba hacer una promoción de un perfume, por ejemplo, y el momento más esperado era en el que te daban el uniforme. La expectación no era por  lo maravilloso que podría ser, si no todo lo contrario... De hecho, en más de una ocasión yo dije que no a última hora cuando me dieron lo que me tenía que poner :S


Para las que tengáis la curiosidad de cuales fueron los dos uniformes que me marcaron de por vida, os diré que el primero lo recuerdo por retro (no inspirado en la estética de los 50, yo creo que era de los 50 directamente) y por el frío que pasé, porque ir vestida de azafata tipo "Abajo el amor" en diciembre, no era lo más adecuado. El segundo, era el de la promoción del perfume "Halloween" de Jesús del Pozo... ¡madre mía! Todo licroso, falda acabada en picos, color morado, camisetita bien pegadita en fucsia con el logo en ¡plata! y pedazo de maquillaje en tonos morados.... Sólo con pensarlo me da vergüenza, aunque yo creo que es menos vergonzoso que el pasado que nos revelaba Ari Bradshaw en este post :P (Perdoname Ari, pero no puedo olvidar este post)

A lo que iba, que ojalá por aquel entonces, hubiese diseñado Ana Locking un uniforme...

3 de junio de 2011

Todo listo

Si hay algo que me gusta es preparar los viajes con antelación, me encanta preparar cosas y tener la sensación de que no voy a dejarme nada interesante por hacer. Todos mis viajes llevan un proceso, que sigo a rajatabla y que casi se ha convertido en un obsesión para mi :)

Tarea 1: Recopila toda la información del mundo acerca del lugar al que vas. Si es la primera vez que lo visitas tendrás que tener en cuenta los sitios más importantes, pero si no es la primera vez... entonces es fantástico, porque tendrás todo el tiempo para dedicarte a lo que más te gusta.

Tarea 2: Una vez tienes tanta información que no sabes ni qué hacer con ella, tienes que organizarla. Yo siempre monto una especie de dossier que me empeño en llevar a todas partes y que al final se convierte en un trasto que no cabe en ningún sitio. Pero me encanta eso de marcar en un plano todas las cosas que quiero hacer. Y este punto estoy este fin de semana: Ya tengo preparados un fantástico libro con direcciones chulas, mi mini-diccionario de francés para viajes, ya he visto Midnight in Paris (y me ha encantado) y con un poco de suerte recibiré a tiempo Le parisienne de Inés de la Fressange para que sea mi lectura en el vuelo. Así que este fin de semana empieza mi viaje a París (aunque físicamente no me vaya hasta el próximo miércoles)

Tarea 3: La última y la más ardua, así que me la dejo para la semana que viene: LA MALETA. Ya he desistido en eso de hacer una maleta "con cabeza", yo soy más de las de "por si" y no será porque no he hecho maletas... Y a medida que escribo este post, estoy pensando en los últimos capítulos de Sexo en Nueva York (¿qué tipo de maleta llevaría Carrie para que le cupiese todo?)

Buen fin de semana y... ¿alguna recomendación de algún sitio que no deba perderme?