BIO


Mi nombre es Cristina, aunque eso no es ninguna novedad si has visto el título del blog.

Desde que recuerde siempre he adorado y valorado el trabajo manual (de padre ebanista y madre modista no se podía esperar otra herencia). Siempre me encantó el olor a madera recién cortada (es una de las cosas que más hecho de menos desde que no vivo con mis padres), las tijeras fueron mi pasión desde pequeña porque eran el primer instrumento para dar forma a una tela y así, aprendí a coser muy pronto.

Pero volvamos a la época actual (o casi). Todo empezó con este blog en 2008, cuando el blog era muy diferente de lo que es ahora y yo no sabía todo lo que iba a venir después. Yo me dedicaba a hacer selección de personal en una empresa grande y aburrida, mientras devoraba revistas de moda y cosía mi ropa en mi tiempo libre.

Y así, el blog se convirtió en un lugar donde almacenar todas las cosas que me gustaban, sin más pretensiones.

Y de pronto subí un post con una falda de plumas que yo había hecho, cuando todavía estas eran una novedad y no habían llegado a las tiendas low cost y me convertí en Cristina Piña. Lo que hasta el momento sólo eran mi nombre y apellido se convirtieron en mi pasión, mi propia firma, mi negocio, mi obsesión… Tanto que dejé atrás hasta mi antiguo trabajo para convertirme en diseñadora a tiempo completo. Y feliz, más que nunca.

Me encanta el jazz, la bossanova y las películas antiguas. Si, para eso soy un poco retro.

Adoro la estética de los años 30, y los 20, y los 40, y los 70… Bueno, yo creo que todas las décadas tienen algo especial.

Me gusta montar en bici y que el aire me de en la cara cuando bajo por el Retiro y por el bulevar del Paseo del Prado y huele a hierba cortada. Y tomar el sol mirando al mar.

Y lo demás, te lo sigo contando en el blog ;)

No hay comentarios: