27 de septiembre de 2011

Teresa Helbig fashion film

Cada vez me gusta más ver cómo se presentan colecciones en videos. Todos hemos visto bailar a las modelos de Lanvin a ritmo de Pitbull entre otros.

Hoy os traigo el primer fashion film de Teresa Helbig, en el que podéis ver algunas de las piezas de su colección de otoño-invierno 2011-12.

26 de septiembre de 2011

Ailanto


Hacía algunas temporadas que Ailanto no hacía una colección que me gustara tanto como esta. La colección, tremendamente dedicada, fue una sucesión de vestidos lenceros de aire twenties, con talle en la cadera, que transmitía un carácter sofisticado y decadente. La colección estuvo llena de referencias al movimiento francés Nabi. Además de vestidos, pantalones capri, abrigos de verano, etc.


Siluetas sueltas, superposiciones y aire lencero para una mujer muy sutil. Plisados, frunces, jaretillas y un sinfín de detalles que daban a los vestidos una apariencia simple pero elaborada.


A destacar, como siempre los estampados utilizados, en este caso piñas por un lado y flores por otro.


Me encantó el mono que veis en la foto de arriba :)

Los tejidos vaporosos y los espejos situados sobre la pasarela crean una atmósfera de luminosidad que te traslada a otra época. Las mujeres de Ailanto tienen una fragilidad intencionada que combinan con una gran personalidad, algo que no es fácil de conseguir.

Me gusta el efecto del tacón de metraquilato y el vinilo de los zapatos, es el complemento perfecto.

25 de septiembre de 2011

Cibeles, cuarto día

Al contrario que el domingo, el lunes no fue uno de mis días preferidos, así que sólo os voy a reseñar tres desfiles.

Martin Lamothe

Me encanta la capacidad tridimensional que tiene para diseñar y desde que empezó a desfilar en Cibeles, espero con expectación cada una de sus propuestas.


Me gusta pasar antes por el vestuario porque sus colecciones siempre me sorprenden y merece mucho la pena verlas al detalle. En esta ocasión, la inspiración de Elena ha sido África –muy en la línea de lo que se ha visto en pasarelas como la de NY-. Pero además una visión muy colorista de África, a través de la mirada de Keith Haring. Para elaborarla utilizó sedas con estampados africanos, la mayoría en blanco y negro, con lo que nos quiere transmitir la controversia de lo positivo y negativo del continente africano.


El tricotado artesanal de los tapices africanos es otra de las técnicas que Elena convierte mágicamente en tops y vestidos. En colores como el verde o el rosa.

Y la tridimensionalidad de la colección en este caso viene de la mano de las aplicaciones de barro africano, que convierten faldas y vestidos en verdaderas obras de arte, unos cuajados de piezas de cerámica y otros salpicados.

En cuanto a las prendas, líneas sencillas que reflejan el espíritu de las prendas africanas: vestidos delantal, túnicas. Además de sus trajes de chaqueta que con ese estilo medio actual medio de los 90, me fascinan.

Por la tarde, Guillermina Baeza nos hizo soñar que estábamos en Positano, tierra de sirenas. La colección, como viene siendo habitual en la marca, es romántica y femenina.

Con cierto aire de los 50 y mucho espíritu de la Dolce Vita, vimos desfilar colores muy vivos y estampados. Palabra de honor, braguitas retro y bañadores, que definitivamente ha vuelto a escena.

Calzado y bolsos de Fosco

Dolores Cortés presentó una colección que me gustó más que otras veces. Inspirándose en la selva que pintó Henri Rousseau. Una puesta en escena cuidada, con una pasarela llena de una flora curiosa, como setas gigantes, para estar hablando de la selva.

Mucho crochet para unas piezas de baño muy sensuales, aunque creo que poco cómodas.

Estampados oníricos y predominio del rosa y el verde para una colección en la que la estrella es el bañador.


Me encantaron las trenzas descuidadas y llenas de hojas y flores que lucían las modelos.

23 de septiembre de 2011

Juanjo Oliva. Archive

Juanjo Oliva, reinterpretando su propio arhivo de vestidos de noche de otras colecciones, hizo uno de esos desfiles en los que se disfruta cada una de las salidas y en los que muchos de los asistentes sueñan con estar dentro de cada propuesta.

Abrió y cerró el desfile Nieves Álvarez, caracterizada como una diva del Hollywood dorado. Mucha attidude, labios rojos y ondas al agua.

Clasicismo, atemporalidad, sensualidad y elegancia son las máximas de un desfile en el que la mujer es mujer y su feminidad se explota al máximo. Las curvas marcadas sutilmente con interminables vestidos de noche, sobrios conjuntos de camisa blanca y pantalon negro y vestidos de noche. Una propuesta que recuerda en algunos casos al mismísimo YSL, sobre todo con ese mix blanco y negro.

Me encantaron las hojas doradas de Assaad Awad, con regusto vintage, que se utilizaron para adornar vestidos y complementos. Perfectas.

Muy merecido el premio L'Oreal que se llevó por tercera vez el madrileño. Bravo, Juanjo.

Fotos: Cristina Piña

22 de septiembre de 2011

Cibeles, tercer día


El domingo era uno de los días que más me apetecía de Cibeles.

La mañana comenzó con Ion Fiz, que con su colección Moka,  convirtió la pasarela en un pequeño paraíso de arena blanca y palmeras donde la sostenibilidad y la innovación tenían mucho que decir.

Los tejidos de saco estampado se alternan con sedas, linos y algodones y el resultado es apetecible, aunque no se si la tela de saco será muy agradable. Mucha importancia a complementos y tocados.


Maya Hansen: el debut de la diseñadora de corsés en Cibeles no dejó a nadie indiferente. La diseñadora presentó una extensa colección de corsés para una mujer radical y extrema con un punto fetichista.

La inspiración, claramente fue Lady Gaga, quien vistió no hace mucho un conjunto completo de Maya. Pelucas blancas, gafas futuristas, cinturones guerreros y un largo etcétera de aderezos.

Independientemente de que la propuesta de corsés va en función de gustos, lo que hay que reconocerle es que se esforzó y trabajo para su primer desfile en la "pasarela grande" de Cibeles. Mucho trabajo artesanal, trenzados de cuero y de pelo artificial y hasta un corsé joya elaborado con cristales Swarovski fijados de uno en uno para cerrar el desfile.

La puesta en escena, de lo más llamativo de esta edición de Cibeles, que también se agradece que alguien se esfuerce en esto. Video tipo videojuego proyectado en el fondo, música muy cañera y grandes dosis de teatralidad por parte de las modelos.

Y además, yo tengo que agradecerle que me incluyera en un pequeño grupo de bloggers que nos "encorsetamos" con piezas suyas para la ocasión. ¡Gracias!

Me quedo con el conjunto de pantalón y corsé con cuero trenzado, mucho más "light" que otras piezas de la colección.


Elisa Palomino. Que la diseñadora trabajó con John Galliano es algo más que evidente en sus colecciones. Desde los estampados hasta el maquillaje están claramente influenciados por él, quizá demasiado, pero a mi me gusta.

Palomino presentó una colección con muy buen gusto y de una gran calidad, aunque no se si le falta escenografía o qué, pero yo a esta diseñadora no acabo de ubicarla en Cibeles. La colección, inspirada en las pinturas de hadas victorianas, tiene delicadeza y fuerza a la vez. La pasarela se inunda de ninfas, pero vuelvo a lo mismo, falta teatralidad.

Una colección que era todo menos veraniega, eso si. Medias, botines, terciopelos... Vamos, todo lo que apetece ponerse en el típico agosto madrileño.


Ailanto. De las últimas colecciones de los hermanos, es la que más me ha gustado con diferencia. Os lo cuento en post aparte.

Juanjo Oliva, una colección fabulosa que merece un post aparte.


AA de Amaya Arzuaga. Ya sabemos que Amaya tiene una capacidad tridimensional para diseñar fantástica y eso fue lo que vimos una vez más. La colección no me aportó nada nuevo.


Ana Locking, una colección en apariencia más suave que otras de la diseñadora. Colores más dulces, maquillajes más suaves, estampados florales diseñados por Ana Locking, pero como el nombre de la colección indicaba... Under beauty. ¿qué hay debajo de todo? Si rascas un poco y te fijas en los estampados, lo que hay debajo es todo tipo de insectos: libelulas, escarabajos, etc, etc

Me gustaron, los adornos de resina y un 10 para la mente pensante que ideó la nota de prensa. ¿Os acordáis de los rascas que te salían en los bollicaos y demás? Si, esos que tenías que rascar con un duro para ver si tenías premio. Pues la nota de prensa era así, tenías que rascar para leerla.

Teresa Helbig. La Croisette


La diseñadora nos lleva directamente a Cannes, concretamente a su paseo de Le Croisette, para presentarnos a una mujer chic, femenina, glamourosa y elegante. La mujer Helbig a la que nos tiene acostumbrados, pero con con un toque de modernidad que no aparecía en otras colecciones.

La artesanía, como siempre está muy presente en la colección, esta vez con trenzados de ante tanto en prendas como en bolsos, complemento que aparece por primera vez en las colecciones de la diseñadora.

Rayas, espigas, volantes y cancanes dan movimiento a vestidos y tops hiperfemeninos y muy fáciles de llevar.

Esta vez más que nunca, Teresa nos sorprende con la introducción del color en su propuesta para la próxima primavera verano 2012. De la paleta cromática habitual dominada por crudos y nudes pasamos a ver pinceladas de morados, amarillos y verdes que le dan mucha vida a la colección. De todos, me quedo con el verde esmeralda, color que hemos visto en la noche de varios diseñadores en Cibeles.

Otra novedad es la introducción de tejidos como el lamé de lurex, el ante o el tejido de piña. Desde luego, a pesar de que el pasado febrero arriesgó con el charol, de sus colecciones esta es la que me parece más innovadora hasta el momento.

Muy a tener en cuenta los complementos dorados situados estratégicamente como broches, en el pelo, etc y las botas de cuña dorada (ojo lo que le gustan a Teresa las mujeres con botas)

Fotos: 1,2 y 5 Cristina Piña
Fotos: 3 y 4 Tomy Pelluz
Mis preferidos, sin duda alguna, los vestidos de gasa de seda nude, pero es que yo soy muy fan de ese estilo de vestido hetereo que Teresa Helbig hace tan, tan bien.

21 de septiembre de 2011

Cibeles, segundo día


La jornada no podía empezar mejor: Teresa Helbig, una de mis diseñadoras preferidas. Como no podía ser de otra manera, a su desfile le dedico un post aparte.

Agatha Ruiz de la Prada, no es mi idea de moda, así que me tome un descanso.


 Roberto Torretta. Al contrario de lo que esperaba, encontré algo que me gustó y mucho en su desfile: las prendas de cuero azul klein.



Lo siguiente, Davidelfin. Más de lo mismo: camisas desestructuradas, los mismos faldoncitos plisados, el mismo front row, la misma selección de música para finalizar, de nuevo Louboutin... Y una falda que me recordaba a los diseños de "Vacas flacas" (¿qué será de ellas?) Será por aquello de que no está pasando por un buen momento económico.


 Eso si, dos claras diferencias:
1.- Este año no había ningún tipo de escenografía, salvo un zombie -que daba bastante grima- ocupando un sitio en la primera fila. Yo me debí perder algo, porque no lo entendí.
2.- Introducción de color en la colección.

Lo mejor para mi, el vestido de la foto de arriba.

Todas las fotos son de Tomy Pelluz, excepto la primera, que se nota que es mía :)
Francis Montesinos, la juerga padre. Si los desfiles del valenciano habitualmente son una fiesta, esta temporada, que encima se celebraba el 40 aniversario no podía ser menos.

El front row y practicamente toda la zona de invitados del diseñador estaba ocupada por sus jaleosos incondicionales (eché de menos a Rafael Amargo y sus "olés" a las modelos) Que gritaban cada una de las salidas, sobre todo si las modelos eran amigas del diseñador. Entre ellas: María Pineda, Helena Barquilla, Estefanía Luyck y una Paola Dominguín que desfilaba con el mismo estilo que su hermano cantaba "Seré tu amante bandido"

Me quedo sin duda con las chaquetillas toreras tricotadas, me encantaron. El resto, muy "made in Spain", volantes, peinetas, lunares...

Duyos, o cómo entusiasmar al público con una colección sin artificios


Si hubiera tenido que definir con una palabra la colección de Duyos inmediatamente despues del desfile, probablemente habría dicho fascinante. Es mucho más dificil poner al público en pie con una colección en apariencia sencilla que hacerlo con un montón de mamarrachadas facilonas.

Lo suyo fue un alarde de buen gusto, como vienen siendo siempre sus desfiles.
Sencillo desde el nombre de la colección: CÓCTEL

Aparte de la sencillez aparente, el diseñador volvió a completar el desfile con música en directo. Para la ocasión, un grupo de tambores te trasladaba directamente al África colonial y abría el desfile Sessilee López, la modelo que ganó el premio L'Oreal. Combinación perfecta.

Prendas que enamoran a primera vista y que son protagonistas del look. Fluidez en cada una de ellas. Caídas increíbles, cancanes, chaquetas con corte perfecto... Patrones traídos del pasado, renovados para quedarse en el presente.

Feminidad, elegancia y sutileza.

Los tocados tienen una gran importancia en el conjunto: increibles turbantes de rafia, sombreros, alas desmedidas... que se completan con zapatos y cinturones en print de concha de Cuplé.


Fiel a sus colores, en tonos pastel y empolvados, según sus propias palabras: "del hueso al gris marengo, con infinitas tnalidades terciarias"

Fiel a sus tejidos, de calidad excepcional: crèpe, muselina, satén y lanas.

Fiel al resultado habitual de sus desfiles: ¡de 10!

El desfile estuvo observado con mirada crítica por Elio Berhanyer, quien fue el primero en ponerse en pie para ovacionar al diseñador. Merecida ovación.
Todas las fotos hechas por mi