29 de octubre de 2010

buscando inspiración para un día de lluvia


Creo que ya os he contado una y mil veces lo que me gusta el sol, el buen tiempo, lo precioso que está todo en primavera, los días largos de verano... Pero ya estamos en otoño y justo este sábado hay un 100% de probabilidad de lluvia en Madrid. ¡Vaya!Ultimamente parece que siempre que decido hacer algo que de una manera u otra es importante para mi y, además, necesito que haga un buen día... resulta que el tiempo se complica y sale un día lluvioso. Así que aquí estoy, intentando encontrar una buena inspiración para un día lluvioso.

Fotos: madrid-recóndito
¿Cuál creéis que es el mejor sitio de Madrid para hacer una sesión de fotos? Porque eso es precisamente lo que voy a hacer. Ya os contaré para qué, aún me reservo la sorpresa, pero prometo enseñároslo tan pronto como sea posible. Atentos al blog ;)


¡Feliz puente!

28 de octubre de 2010

busca la etiqueta

Desde el 4 de noviembre y durante todo el mes, cada vez que vayas a una tienda Trucco, busca estas etiquetas. ¿Qué por qué? Porque cada vez que encuentres una, eso quiere decir que la prenda que tienes en tus manos ha sido elegida por un blog de moda, de entre toda la colección de la marca.

No os desvelo todavía cual elegí yo, a ver si lo acertáis. Y además de esto, os espera alguna sorpresa en el blog la semana que viene, así que estad atentos porque os gustará ;)

26 de octubre de 2010

¡hola!


Después de una semana en la que tanto se ha hablado de la revista ¡Hola!, o más bien de lo que salía en ella... os vuelvo a hablar de esta publicación, pero en este caso para contaros que salgo yo. Porque seamos realistas, a mi la boda de la semana pasada ni fu ni fa, pero "salir en el ¡Hola!" (como se suele decir) y más vestida con un diseño propio... eso hay que contarlo.

Así que ahí estoy, en la puerta del pabellón 14 (que sitio más feo), poniendo la nota de color al día. Todo lo bueno de la foto es gracias a Angelica Dass, que tiene una mano bárbara y hace unas fotos fantásticas.

Si queréis ver el artículo completo, haced clic aquí.

[Y prometo que ya no pongo más fotos mías, que vaya semana llevo.... O no pongo nunca o las pongo todas juntas.]

25 de octubre de 2010

me gusta oysho

A pesar de que no recibí el famoso press kit, no les guardo rencor :) y he decidido empezar la semana dedicándoles un post, porque si, porque me gusta Oysho.

Mis primeros recuerdos de la marca son sus pijamas de Hello Kitty, Minnie Mouse y compañía. Supongo que tiene su público y que este es grande, porque lo siguen haciendo, pero desde luego no formo parte de el. A lo que iba, redescubrí Oysho cuando empezaron a hacer cosas que además de pijamas te hacen sentir algo, o querer quedarte en casa para sentir algo. Me conquistaron cuando la mayoría de las prendas tomaron cierto aire vintage y caí rendida a sus pies cuando me di cuenta que siempre que paso por un Oysho entro y además, siempre descubro algo nuevo que NECESITO.


Es difícil de describir, pero sus prendas me provocan unas ganas tremendas de cosas. Puedo entrar en la tienda, coger un pantalón e imaginarme viendo como nieva por la ventana mientras yo estoy calentita (con esa ropa, claro) tomando un te y en la casa huele a galletas recién hechas... O puedo sentir casi la sensación de la mañana de Reyes abriendo los regalos con toda mi familia... O puedo imaginar un desayuno en la mejor compañía en la terraza, una mañana fresquita de agosto, con uno de sus camisoncitos de seda...


No se exactamente cómo consiguen provocar esas sensaciones o si es algo que sólo me pasa a mi y debo empezar a preocuparme, pero lo cierto es que comprar algo allí me hace feliz y tenía que contároslo. ¿Alguien más Padece el Síndrome Oysho?

20 de octubre de 2010

de paseo por Biarritz


Biarritz es sin duda una ciudad de ensueño donde el tiempo parece haberse detenido a principios del siglo XX.

Quizá en verano, cuando el tiempo es más agradable, hay más gente de vacaciones y los días son laaaaaargos, Biarritz es el paraíso del surf, pero en esta época del año, es una ciudad coqueta y aristocrática reservada para aquellos que aprecian los detalles.


Empezar el día desayunando en Miremont es un placer que no puedes perderte. Sólo viendo su letrero te puedes hacer una idea de lo que encontrarás dentro. Si tienes suerte y coges el sitio frente al ventanal, tu desayuno será mucho más especial, tanto que creo que este sitio merece un post aparte para poder contároslo al detalle ;) Sólo os digo que a la Reina Amelia de Portugal le encantaba tomar el té en esa mesa, para "tener el océano a sus pies".

Después de disfrutar del desayuno nada mejor que un recorrido por las tiendas de productos de la zona que parecen salidas de un cuento. Primer destino, una quesería.
Entramos en Mille et Un Fromages  y el dependiente nos recibió con una efusivo "¡Bonjour madame, bonjour monsieur!" y la más amplia de las sonrisas. Así da gusto, así que despues de probar todos los quesos que nos ofreció el amabilísimo señor, hicimos acopio de unas cuantos del Pays (Basque)

Justo enfrente, Maison Arosteguy, casa de delicatessen donde la variedad de tés y lo imaginativo de las mezclas me hicieron salir cargada con unos cuantos: caramelo, earl grey imperial, una variedad de ciruela francesa de la que no recuerdo el nombre... Además de foie canard y piment d'espelette


En la misma calle (AvenueVictor Hugo) puedes encontrar numerosas bodegas. Yo soy más amante del vino español que del francés, así que decidí llevarme sólo el que tomé con las comidas.

Después de esto, paseito por la costa para llegar hasta Chez Albert, un sitio con solera más que recomendable para comer en la zona del puertecito de pescadores. Marisco fresco y pescado, por supuesto. El tiempo era agradable, así que disfrutamos de la terraza.


Y para bajar la comida, nada mejor que pasear por las enooooormes playas de Biarritz hasta llegar al faro. La vista de los edificios es preciosa: el palacio que construyó Napoleón para veranear con toda la corte (no se que barbaridad de gente veraneaba allí, porque es inmenso!) y que ahora es un hotel, la iglesia rusa, el emblemático casino, los múltiples palacetes... Toda la ciudad es de lo más agradable para pasear, pero no hay que perderse la costa, de punta a punta.

Ya de vuelta, no podemos olvidarnos de recorrer la Avenida de la Emperatriz y hacer algunas compras. Encuentras una oferta amplia de tiendas multimarca, pero nada de diseñadores españoles (mira que estamos cerca)
Toca ducha y ponernos guapos para disfrutar de una cena frente al mar en Le Relais Miramar.

Un día perfecto, próxima parada: Saint Jean de Luz.

18 de octubre de 2010

lo bueno de llevar gafas


La semana pasada, durante la presentación de la colección primavera- verano del Grupo Luxottica, por primera vez en mi vida me sentí afortunada de ser miope.

Los que me conocéis, rara vez me habréis visto con gafas, porque no suelo llevarlas, pero me resisto a operarme a pesar de la incomodidad que supone ir con lentillas, porque siempre he pensado que si un día me apetece llevar gafas y ya no las uso, no podré. Ya se que es un razonamiento absurdo, pero ayer me reafirmé en mi teoría, porque las gafas hoy en día, más que un instrumento de corrección visual, son un complemento. Los "gafillas" ya no tenemos un defecto, es que somos más trendys

Para mi las gafas hasta ahora, eran aquello que les pedía como regalo a mis padres para Reyes. No me preguntéis por qué, pero cada cierto tiempo en mi carta a los Reyes Magos hay unas gafas, sin ir más lejos el año pasado me trajeron unas. Mi relación de amor-odio con las gafas ha seguido el mismo patrón desde que me pusieron las primeras:

Elijo unas, me veo fenomenal, me las compro (o se las pido a los Reyes) y pasada la ilusión de "tengo gafas nuevas" (que no suele durar más de dos meses) las dejo en la mesilla (o en el baño, o donde sea...) convertidas en esa cosa que me pongo al llegar a casa.

Otra cosa curiosa es que siempre que cambio de gafas pienso "Como la graduación no me ha cambiado, voy a seguir alternando con las anteriores, así cambio". Mentira, una vez tienes unas nuevas, las viejas se convierten en la cosa más horrorosa del mundo y piensas "¿Cómo podía llevar eso puesto?"

Pero por fin ahora, después de la conversación interesante que mantuvimos ayer acerca del cambio de concepto de defecto a complemento de moda, me he decidido: No quiero tener una sola gafa, quiero tantas como bolsos y más después de ver la última edición de las míticas "ojo de gato" en versión graduada.
A pesar de lo que me gustaron, shopaholic me dijo muy politicamente que no eran las que más me favorecían (¡que rabia!, ¡con lo que me gustan!). Segundo intento con ellas y Jose Luis me lo confirmó rotundo "No te favorecen". Vale, vale... pero aún así son firmes candidatas a convertirse en mis primeras gafas complemento, ya veremos si me favorecen o no...

Y si no son estas, puedo seguir buscando unas que me queden mejor. ¿Qué tal estas?


¿O estas otras?


No se cuales elegir, pero... preparense, Queridos Reyes Magos, porque ya se lo que les voy a pedir este año.

14 de octubre de 2010

la fiebre del oro

Recuperada (o casi) de la resaca del puente, os pongo un post que tenía en mente desde hace un tiempo.

A medida que se sucedían los desfiles de Cibeles Madrid Fashion Week había una cosa que se repetía constantemente en las salidas de diferentes diseñadores: los complementos en color dorado. La mayoría de ellos rígidos y en múltiples versiones: cinturones, corazas, collares, máscaras, espuelas...

Así que si hay una conclusión clara a la que llegué una vez finalizada la Cibeles Madrid es que el verano que viene, el color de los complementos es el DORADO. Y si no, fijáos en los detalles:


¿Vais a esperar a la temporada próxima o vais a lanzaros ya a la fiebre del oro?

8 de octubre de 2010

biarritz-saint jean de luz-san sebastian


Ese exactamene es el itinerario que me espera para estas minivacaciones (como diría Bridges Jones) que comienzan hoy. Ya da igual que a las 8 de la mañana haya que estar en la oficina o que el día esté gris, porque en unas horas... me sentiré como Coco Chanel paseando por las calles de Biarritz.

El lugar no es aleatorio, adoro la idea de pasar unos días en este destino vacacional tan popular a finales del s.XIX y principios del s. XX. Pienso trasladarme a la Belle Époque entre sus casinos, balnearios, palacios... Y no puedo olvidarme de los pintxos!. No me voy a perder nada, os cuento a la vuelta.

 Y vosotros, ¿qué hacéis en el puente?

6 de octubre de 2010

Rincones con charm: VAILIMA


 A veces mientras paseo (bueno, yo no paseo, siempre voy corriendo) encuentro lugares que me parecen especiales y creo que no está bien quedármelos para mi sola, así que he decidido compartirlos. Para empezar nada mejor que Vailima, un pequeño salón de té en el que pasar una tarde muy muy agradable sólo o en compañía. A mi me pilla muy cerca de casa, con lo cual puedo aprovechar cualquier ratito para pasar por aquí, pero aunque tengáis que daros un paseo para llegar, vale la pena conocerlo.

La primera vez que pasé por la puerta, en General Pardiñas 54, lo primero que llamó mi atención fue un cesto de mimbre lleno de hortensias azules que me encendió las alarmas de que era un sitio con encanto. Me paré en su pequeño (y adictivo) escaparate y descubrí que estaba delante de una pequeña tienda de te en la que por lo que veía, se podía encontrar todo lo relacionado con esta bebida milenaria.

Por supuesto entré y para mi sorpresa, no sólo se trataba de una tienda de té, sino que si atravesabas una pequeña puerta como de cuento, te encontrabas en un adorable salón de té al más puro estilo parisino.


Vailima nace en diciembre de 2007 como fruto de la pasión por el té de una madre y una hija Clara y Juana. Es uno de esos sitios en los que puedes sentirte como si estuvieras tomando el té con María Antonieta, o como si estuvieras dentro de una película de Woody Allen.

Sus variedad de té es infinita y está ligada a la casa de té francesa TE O DOR. ¿Una recomendación? Mi preferido es el té Hanami Imperial, inspirado en la fiesta ancestral originalmente reservada a la corte imperial, que se celebra ahora por los japoneses como un homenaje al final del invierno y los cerezos en flor. Es un té verde con perfume de pétalos de flor de cerezo... muy suave y muy especial.


Otra cosa que yo no me perdería son sus dulces, artesanos y elaborados cara día en su horno. ¡Los probaría todos! Adoro sus macarons gigantes, tiernos y crujientes...
Estoy segura de que después de leer esto no podréis resistiros a pasar una de esas tardes frescas de otoño que se avecinan en su saloncito junto a su chimenea.
Y si además queréis llevároslo a casa, podéis hacerlo en esta dirección o acercaros a su otra tienda del mismo nombre situada en San Ernesto, 4.

5 de octubre de 2010

compras solidarias con Miguel Palacio



No me digas que no te mueres de ganas por tener cualquier diseño de Miguel Palacio pues esta es la ocasión, y además sin remordimientos porque el 10% de lo que compres se donará a la Fundación Aladina.

Desde hoy hasta el próximo viernes, en su showroom.