21 de septiembre de 2015

Oficialmente es otoño (y hay que celebrarlo)


Es oficialmente otoño. Ya hemos superado el trauma de la vuelta de vacaciones y es tiempo de empezar a disfrutar de lo que nos ofrece el otoño. Siempre digo que es una estación que no me gusta, porque significa que mi adorado verano se ha terminado y porque  es sinónimo de rutina y de volver al zapato cerrado (lo más traumático de todo lo que pasa en otoño y el indicativo real de que va a pasar mucho tiempo hasta que tus pies vuelvan a estar felices, libres y morenitos).


Pero al margen de estos dramas, el otoño también tiene sus cosas apetecibles como empezar proyectos, ir a comprar todo lo nuevo y estrenarlo, comenzar con los buenos propósitos, retomar la vida social (y enseñarles el moreno a tus amigos) y probar todos los sitios de moda nuevos. Y hablando de sitios nuevos, hace un par de semanas probé el nuevo Tepic. 


Para los que no lo conozcáis, es un restaurante mejicano con una carta de platos tradicionales y con un concepto de restauración muy vanguardista. Para los que ya conocíais su anterior restaurante, las novedades son muchas, aunque manteniendo su esencia de siempre. La nueva ubicación trae consigo una decoración de lo más apetecible y un doble concepto: Tapeo en la parte de arriba y gastronomía un poco más “seria” en la zona de abajo. Todo ello compartiendo una misma carta.



La decoración, algo por lo que a mi es fácil ganarme, es ideal. En la zona de arriba nos encontramos con un ambiente muy urbano en el que nos recibe una barra de cerámica mexicana en la que disfrutar de su interminable oferta de tequilas, mezcales (con más  de  60  tipos) y cocktails únicos.


La “zona gastronómica” tiene un ambiente más relajado. En ella prima el color blanco y está adornada con más de 200 cactus.


Probamos varios platos, todos deliciosos, pero no os podéis perder el guacamole, los tacos al pastor, el ceviche de pescado o los tacos de solomillo. ¡Ah! Y los postres... Mmm...


  
Y una de las cosas más interesantes, tienen su propio huerto para cultivar su materia prima mejicana como la jícama, los chiles o los tomatillos y que los ingredientes estén completamente frescos cuando llegan al restaurante.

¡Feliz comienzo de curso!
Ayala,14
28001 Madrid

T. 915.220.850

1 comentario:

Maria J - Paqui dijo...

¡Qué pasada de sitio!.
Besos.

Gemeladas