5 de febrero de 2014

Este San Valentín, me regalo


San Valentín, esa fecha tachada de comercial por la mayoría, pero oye, a nadie le amarga un dulce. 

A mi me gusta celebrarlo todo (o casi todo, porque a Halloween no aún no le he pillado el punto) y creo que es una fecha como cualquier otra para ser detallista. ¿Qué hay que estar enamorado todo el año? Por supuestísimo, pero el 14 de febrero también y es una excusa más que perfecta para sentir que es un día especial.

Tengo que reconocer que yo soy muy de aprovechar el cuento y regalarme a mi misma, por aquello de que el día sea más especial todavía: unas flores, un perfume... Y precisamente pensando en eso, se me ha ocurrido contribuir con la causa haciendo una edición de San Valentín de nuestras velas de peonía, que para la ocasión se visten de rojo y van con etiqueta personalizable. Sí, personalizable, sólo tenéis que indicarnos el mensaje que queréis que aparezca en ella y la recibiréis en un día en la dirección que nos indiquéis.


¿A que es un perfecta tanto si estás enamorado como si no? Os dejo el link a la shop, que sé que os he tentado: clic aquí.

2 comentarios:

Maria J - Paqui dijo...

Un regalo ideal.
Besos.

Gemeladas

gonza84 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.