18 de noviembre de 2013

¿Novias de rosa?



Después de que una de nuestras novias de este otoño eligiera nuestro modelo Estella (el que veis arriba), con algunas modificaciones, para el día de su boda y después de encontrarme con la portada del último Vogue novias... está claro, el rosa es tendencia en bodas.


¿Y por qué no? Ya sabéis que la tradición del vestido blanco en las novias se remonta a 1840, año en que la reina Victoria contrajo matrimonio con el príncipe Alberto. Para tal ocasión eligió un vestido blanco y primero por imitación y luego por tradición, desde entonces las novias han vestido de blanco. Después se ha asociado a pureza, virginidad y montones de simbolismos, pero el origen es ese.
Antes de esto, las novias podían vestir de cualquier color, excepto el negro (reservado para el luto) o el rojo (asociado a las prostitutas)

Pero ya estamos en el s.XXI y lo cierto es que en el atelier me doy cuenta de que a la vez que hay una "vuelta a los orígenes", a la recuperación de vestidos tradicionales, a los patrones y los estilos de antaño, también hay una aportación muy especial de la personalidad de la novia. Cada vez más novias se alejan de los vestidos en serie y se atreven a buscar de verdad su vestido, diseñado y hecho para cada una. Cada vez más las bodas son algo personalizado, un día en el que disfrutar con toda la gente que quieres y hacerlo "a tu manera", porque para eso es tu boda :) 
Las novias cada vez son más osadas, los materiales para los vestidos cada vez son más "cañeros" y eso me emociona. En los últimos meses hemos combinado los tradicionales tejidos de seda y encajes con materiales como cuero, plexiglás, cuerda y por supuesto, metal, en colaboración con Assaad Awad. 

Por fin parece que hemos salido de las bodas encorsetadas y clónicas. ¡Bien! Enhorabuena a todos los que se atreven a hacer que su boda sea suya de verdad ;)


1 comentario:

Maria J - Paqui dijo...

La primera foto es super bonita.
Besos.

Gemelads