29 de febrero de 2012

El desfile y Sedajazz


Y he aquí el desfile completo, por fin. Perdonadme si soy una pesada, pero cuando haces algo que lleva taaaaanto trabajo, tanta dedicación y tantas horas robadas al sueño, no puedes evitar ser un poco pesada con ello. Pero no sólo quiero hablaros del desfile, si no de la banda sonora del mismo.

Lo bueno de inspirarte en un género musical para hacer una colección, es que ya tienes solucionada la elección de la música del desfile (a no ser que quieras hacer algo muy cañero y romper con algo completamente diferente). Ahora en serio. Desde que empezamos a preparar el desfile la idea de llevar una banda de jazz en directo nos rondaba la cabeza. Al principio se nos ocurrieron ideas mucho más locas, en las que las modelos y la banda interactuaban, pero al final a mi me pareció too much y lo hicimos como más serio :)

A mi los desfiles con música en directo me encantan, pero reconozco después de experimentarlo en mi misma que no sólo es más trabajo, más costes, més preparativos, si no que es un plus de nervios añadido bastante duro. Ya sé que son profesionales pero todo lo que se hace en directo tiene un riesgo.


Elegir la banda nos costó, sobre todo porque buscábamos a alguien de Valencia para que no tuviera que desplazarse desde aquí y allí no conocíamos mucho. Los elegidos fueron Sedajazz y no podemos estar más satisfechos de la elección. Primero pensamos un sexteto, pero era demasiada gente encima de la pasarela para que las modelos ánduviesen cómodas, así que finalmente nos decantamos por un cuarteto.
Los integrantes: Latino, Julio, Salvador y Pedro, especializados en Dixieland, la época más divertida del jazz y una de las que más me gustan, y con un sonido fantástico.

Fotos: Angélica Dass
Elegimos el repertorio...

Indiana
On the sunny side of the street
Stardust
Moonlight Serenade
Hello Dolly

Y no tenemos más que buenas palabras para describir su trabajo. La conexión fue muy buena, aún sin conocernos de antemano y estamos muy contentos con el resultado.  Lo podéis ver vosotros mismos en el video del desfile. Espero que os guste.

27 de febrero de 2012

¿El menta es un color?

Yo hasta ahora lo llamaba aguamarina, turquesa empolvado (qué cursi), azul verdoso... Pero parece que ahora la moda es llamarlo "menta".


Bastó con que Chanel nos bajara al fondo del océano en su desfile de primavera-verano 2012 o que en Louis Vuitton nos montaran en un carrusel que parecía estar dentro de un sueño para que sospecháramos que los escaparates se llenarían de "aguamarinas" esta temporada.

Por si fuera poco, Pantone incluyó en su paleta de tendencias de la temporada a un tal "Cockatoo", ya sabéis, esos nombres que les gusta poner a los de Pantone.

Y yo lo confirmé cuando empecé a recibir pedidos de esta falda de la colección del pasado verano.

Foto: Angélica Dass
¿Qué es lo que nos lleva a ver precioso un color en el que antes puede que ni nos hubiésemos fijado? ¿Qúé nos hace que empecemos por comprar el esmalte de uñas y acabemos con un armario monocromo al final de la temporada?

La capacidad de los colores de influir en las personas me parece más fascinante, pero me lo parece más aún que la de la publicidad y el marketing. ¿Hasta dónde podemos llegar jugando con el deseo? #reflexionesdelunes

22 de febrero de 2012

Y ahora... tumblr


Hace algún tiempo que tenía pendiente iniciar un tumblr. Me llamaba la atención porque me parecía más visual que el blog, más fresco y más limpio para transmitir directamente. Así que lo apunté en tareas pendientes y después de unos meses y superado el segundo desfile, me parece que es un buen momento para presentároslo.

Mi idea es contaros un poco lo que hay detrás de Cristina Piña: el atelier, el backstage, la inspiración, en qué estoy trabajando... y hacerlo sobre todo con imágenes.  Para empezar, nada como un poco de backstage y detalles de mi Jazz Collection.

Espero que os guste: http://cristinapina.tumblr.com/

20 de febrero de 2012

El desfile, desde dentro

Foto: Angélica Dass

De vuelta en Madrid, vuelta a la actividad y a la vida normal ya del todo. El montaje del desfile supone semejante trastorno que necesitamos varios días para volver a la normalidad. Supongo que el motivo de esto es que aún supone una novedad y además tenemos que trasladarnos de ciudad (y no os imagináis el circo que hay que montar)


Foto: Angélica Dass

Espero que os gustase el desfile, yo si os digo la verdad, ¡aún no lo he visto! Porque verlo desde dentro, no es lo mismo, ya os lo conté en el desfile anterior.

Fotos: Angélica Dass
Esta es una colección muy especial para mí, entre otras cosas porque reúne mucho de lo que me gusta y está protagonizada por la música que siempre me acompaña: el jazz. Es habitual que esta música suene en mi día a día en el atelier, así que quizá todas las colecciones Cristina Piña tienen un poco de Jazz, pero era cuestión de tiempo dedicarle una colección íntegra.

Ha sido una colección delicada, con mucho trabajo a mano, en la que los entredoses de valencienne, las tiras de tul, las piezas de encaje y demás están puestos uno a uno, tira a tira… Los materiales son delicados y costosos, de modo que el tiempo de trabajo se multiplica y para colmo, hemos tenido muy poco tiempo para hacerla. Durante el último mes creo que me sometí a tanta presión que el día del desfile estaba incluso más nerviosa que en el anterior.
 
Foto: Angélica Dass
Pero bueno, salió. Y lo hizo gracias a un equipo que lo dio todo desde el fitting, que esta vez fue rodado por la perfecta coordinación entre Carlos (la otra mitad de Cristina Piña), Amado y Pablo.

Al día siguiente llegaron los refuerzos: Elena (pieza clave desde que se gesta la idea del desfile hasta que se ejecuta), Angélica (que nos hizo el honor de hacer un seguimiento detallado del backstage con su cámara) y Mer y Fer (que hicieron de todo, entre otras cosas una cobertura en redes sociales brutal). Y por último Silvia y Susana, para la locura de la recepción de invitados.

Equipo, sólo tengo palabras de agradecimiento para vosotros.

No puedo acabar el post sin agradecer a Fosco que una vez más confiaran en nosotros y nos cediera todos esos maravillosos salones para el desfile. Para las curiosas, son el modelo Beike (negro) y Nudener (nude)

Y a todos los que estuvisteis apoyando al otro lado, gracias mil.

Foto: Mario de la Renta

6 de febrero de 2012

De cuando Cibeles pasó a llamarse Mercedes y nos trasladó a los años 20

Nuestra Cibeles se convierte en Mercedes y para mi la novedad no es esa, si no que mi trabajo me impide ir a muchos desfiles que en otra ocasión no me habría perdido. Ya os lo anunciaba en el post anterior, las semanas previas al desfile son duras y cada minuto es un tesoro, así que aunque me he permitido hacer algún descansito para ir a ver algunos desfiles, no me he pasado allí jornadas enteras como en otras ediciones.

Y eso que esta edición estaba más equipada que nunca con la Playbook que me enviaron desde Blackberry para cubrir los desfiles. Con ella hice fotos (algunas las podéis ver en este post), pude twitear y hasta me atreví a hacer algún vídeo (aunque lo que no me atrevo es a mostraros los resultados). Lástima que en el pabellón 14 aún no tengamos la suerte de tener wifi abierta y que a veces sea como un bunker en el que no funciona ni la 3G.

Bueno, dejo de contaros mi experiencia tecnológica y vuelvo a los desfiles. Sin duda, la tendencia más marcada en la mayoría de los desfiles han sido los años 20 y la banda sonora de muchos de ellos, el jazz (Parece que voy en sintonía con mi próximo desfile ;) ) La sombra de Gucci es alargada y ha marcado tendencia con su desfile de primavera verano 2012. A mi favor, he de decir que me adelanté incluso a Gucci, porque mi colección de este invierno, ya ha sido años 20  (¡punto para mi!)

Fotos: Cristina Piña
Empiezo por Teresa Helbig, que ya sabéis que suele ser de mis preferidas. Siluetas entre los 20s y los 70s para una colección preciosista con mucha "costura" y un punto canalla: El cuero y las botas de cowboy.
La interpretación de los felices años 20 de la diseñadora catalana no puede ser más acertada: siluetas flapper revisadas, detalles artesanales, vestidos joya, encaje combinado con cuero...

Foto: El País
Ailanto también nos deleita con figuras lánguidas que recuerdan a las de los mencionados años, aunque la inspiración de la colección es el movimiento "chinoiserie". Movimiento artístico del s.XVIII del que rescatan sus estampados para llevarlos a las prendas de la próxima temporada.
Espaldas trabajadas con detalle para una colección de lo más delicada.

Foto: Cristina Piña
Duyos nos trae la versión flapper más minimalista. Los toques dorados y las espaldas de sus delicadas prendas son lo mejor de la tarde de la primera jornada. La colección, plagada de gasas, muselinas y plisados me deja muy buen sabor de boca. Como es habitual en él, menos es más.
Foto: El País
Jesús del Pozo, que por primera vez exponía una colección creada en ausencia del modisto, nos llevó de viaje muy lejos con una propuesta inspirada en Oriente. Siluetas de otras culturas y austeridad monacal en las prendas de día. Vestidos sirena y pailletes para la noche. Una colección que retoma los orígenes de la marca y muestra que el equipo tenía la lección bien aprendida.

Foto: Mujer.es
Sita Murt, o la vuelta de la reina del punto. La diseñadora catalana revisa la silueta de los felices años veinte y se la lleva a su terreno para mostrarnosla actualizada, desde los zapatos de tipo salomé a los que coloca tacones flúor, hasta prendas envolventes de punto en todas sus versiones. Esta vez el escenario está en París, en un club clandestino donde la diseñadora reuniría a sus cantantes de jazz favoritos.

Y hasta aquí, lo que para mi ha sido lo mejor de la pasarela.