28 de julio de 2011

Verano extraño


Sin duda este está siendo un verano extrañísimo en el que el calor no acaba de asentarse, los días de trabajo son más largos en vez de más cortos (por eso apenas me da tiempo a postear), los nervios se mezclan con la impaciencia y las vacaciones parece que están distraídas (vamos, que no están).

Quizá todas estas cosas son una percepción mía que estoy viviendo el verano más raro de mi vida, pero lo de que hace un tiempo raro no me lo negaréis, ¿no?. ¡Dormir arropado en Madrid en julio!

Fotos: Vogue Turkey
A los que estáis de vacaciones: disfrutad.
A los que habéis vuelto: ya queda menos para las del año que viene.
A los que aún no os habéis ido: ¡lo mejor está por llegar!
Y a los que no tenéis: Ya vendrán tiempos mejores ;)

19 de julio de 2011

Un vestido de ensueño y un perfume extraordinario


Foto: Cristina Piña
Caminando por París me encontré con la escena que veis en la foto e inmediatamente pensé: "Es un Elie Saab, estoy segura, lo vi en el último desfilé" y si, lo era, podéis verlo en la foto de abajo.

Foto: Vogue

Lo cierto es que la imagen no era tan idílica, eso era el detalle, pero además había muchas más cosas :)

Estaban haciendo un shooting que me tuvo fascinada un buen rato, primero pensando cómo me gustaba el conjunto: vestido + modelo+ entorno. Luego alucinada con el montaje y los medios con los que contaban. (Ay, qué sencillo debe ser todo con una roulotte de apoyo y ese mega-equipo... Ya me gustaría verles cambiado a la modelo con una manta y la ropa a cuestas... :) Pero bueno, eso es otra guerra). Y por último fascinada con el vestido.

Foto: Cristina Piña

Poco después, ya en Madrid, recibí la invitación a la presentación del perfume de Elie Saab. Lo primero que me vino a la cabeza fue ese vestido y al imaginar como olería pensé que sería como el vestido: dulce, romántico, con mucha presencia, de color maquillaje y con aspecto de joya. Y no me equivoqué, y si no, juzgad vosotros mismos:


Es una fragancia floral amaderada (flor de azahar, pachulí, jazmín, cedro y miel de rosa), que evoca todos los recuerdos de la infancia del diseñador y que busca un resultado mágico y extraordinario.

Yo, si os soy sincera, probablemente no la habría elegido si hubiese ido a la perfumería, porque suelo decantarme por perfumes más suaves y los que son más intensos los descarto antes de olerlos, pero ahora que la tengo en casa, estoy ´segura de que la usaré el próximo invierno. ¿Qué por qué voy a esperar? Porque yo soy de esas personas que catalogan los perfumes en dos. "de verano" y "de invierno"

Y dándole vueltas a por qué me gustó un perfume que probablemente no habría usado de no haberlo conocido así, llegué a la conclusión de que fue por la presentación. Cuando te introducen en el universo del diseñador desde sus comienzos y te explican como está hecho algo, paso a paso, desde la fragancia hasta el packaging, la percepción es completamente diferente. Ya no me huele sólo a un perfume, me huele a Elie Saab.

11 de julio de 2011

Busy, tired...

... sin tiempo para postear y con ganas de disfrutar de un verano que parece que se me escapa entre los dedos.
Foto: Marie Claire Turkey

8 de julio de 2011

Direcciones curiosas y planes recomendables en París


Ocho días en París dan para mucho (o para poco según se mire). Así que he pensado en contaros algunos planes que recomendaría a cualquiera que hiciera un viaje a la capital francesa.


Le Comptoir General.  ¿Recordáis la escena en que Amelie tira piedras desde un puente? Bien, pues este ¿bar? está ahí. Esta zona, que cada vez está más de moda, acoge varios locales pero yo me quedo con este. El lugar es curioso, es el bajo de un edificio con patio, jardín y demás incluído. En la decoración puedes encontrar de todo, desde algo así como la colección de curiosidades de un explorador hasta la recepción de un antiguo hotel.
Es un proyecto con fines solidarios. El local se puede alquilar, hay diferentes actividades... Muy curioso.
Dentro hay un ambiente de "buen rollo" y colegueo muy divertido con todo el mundo y los camareros son de lo más animado.

¿Qué tomar? Un mojito (aunque los hacen fuertecitos) y una "tapa" de comida oriental.


Ir al restaurante Jules Verne, ubicado en el segundo piso de la Torre Eiffel, es el lugar perfecto para ver como las tonalidades grises y blancas de la ciudad van cambiando de color con el atardecer hasta que la ciudad queda totalmente iluminada. La cocina, de Alain Ducasse.
Importante: reservar con bastante antelación, porque suele tener mucha demanda.



Alquilar una bici. No hay mejor plan que recorrer la ciudad en bici: ahorras tiempo, ves  muchas más cosas y pasas por sitios por los que andando no pasarías. El "velib" funciona muy bien y aunque al principio pueda parecer horrible lo de tener que pasar por un "parking" cada 30 minutos, luego es cómodo.


Tomar un chocolate en Angelina. Mmmmm...Aprovechar el típico día lluvioso y fresquito de París para tomar su chocolate africano que sirven con nata es el plan perfecto. Es un salón de te de principios de siglo, con una decoración muy bonita. Además dicen que es el que frecuentaba Coco Chanel.
No vayáis en fin de semana si podéis evitarlo, porque pasamos por delante el sábado y ¡había hasta cola!

Comer en un parque. Los jardines de Luxemburgo son perfectos porque son preciosos, sus sillas son muy cómodas (para ser unas sillas de hierro) y están llenos de vida. Si preferís en el cesped, entonces los jardines de Trocadero pueden ser una buena idea. Eso si, sea donde sea, no olvidéis llevar una botella de vino, que un picnic francés no está completo si falta.

Fotos: Cristina Piña
Ir a algún mercado. Si lo que buscáis es vintage, nada como acercaros a uno de los Marchés aux Puces. Si queréis ir a un mercado de comida en el que además podéis comer bien y está ubicado en una barrio de moda en el que luego podéis hacer mil cosas, id al Marché des enfants rouges. Muy recomendable.

Y como el post se está haciendo muy largo, otro día os cuento más.

¡Feliz fin de semana!

6 de julio de 2011

Lencería de otoño


La semana pasada estuve en el desfile de la colección otoño invierno de Passionata. Ya casi es una tradición, dos veces al año, las novedades de lencería de la marca.

La colección, muy pin up y bastante sugerente, abarca una gama amplia de colores, casi todos oscuros, que para eso es invierno. Siempre pienso que las colecciones de invierno llegan demasiado pronto, aún no nos ha dado tiempo a asimilar que es verano (¡por fin!) cuando ya estamos viendo lo que llevaremos con los fríos invernales. A mi no me apetece nada pero... renovarse o morir.



Me encantó el color carbón que han usado en muchos de los conjuntos, se sale de lo habitual en ropa interior y es muy de la temporada. Y los azules, como los que veis arriba, que quedaban perfectos.

Y si tengo que elegir, lo tengo claro, me quedé prendada de este conjunto. Mira que yo no suelo escoger ropa interior muy estilo 50, pero me pareció una monada.

4 de julio de 2011

Cristina Piña en Valencia Fashion Week


¡Si! Habéis leído bien, ¡el próximo septiembre presentaré mi colección de Primavera/ Verano 2012 en la Valencia Fashion Week!

Esta es una de las noticias que más ilusión me hace dar en el blog. Los que lleváis por aquí mucho tiempo habéis ido viendo mi progresión como diseñadora y contaros que voy a desfilar por primera vez es algo que me hace muy muy feliz.

Además no se me ocurre mejor escenario que la Ciudad de las Artes y las Ciencias para hacerlo, tan espectacular, tan bonito...

Como imaginaréis, ahora estoy a mil preparando cosas, pero tengo que decir que estoy teniendo mucha ayuda con los detalles del desfile en el que me ayuda mi Consejo de Sabios, con la Comunicación y con muchas cosas más que me pasaré meses agradeciendo. Mil gracias a todos.

Aquellos que estéis interesados en ir al desfile, por favor, enviad mail un a info@cristinapina.es