28 de febrero de 2011

ANDRÉS SARDÁ


Y Con el desfile de Andrés Sardá llegó el color. Como ya os dije el otro día me gustan sus desfiles porque siempre son muy llamativos.

En esta ocasión, con una proyección de Frida Khalo al fondo, ya se adivinaba que la temática andaría cerca de México, y así fue. A ritmo de rancheras, las modelos, ataviadas con todo tipo de adornos que recordaba la estética tradicional mexicana fueron recorriendo una pasarela decorada con dibujos coloristas de arriba a abajo.

El glamour de las actrices mexicanas de la época dorada de Hollywood, añadido al folclore mexicano dio como resultado un desfile cargado de simbología.


La ropa interior, se ha adornado con ponchos de tejidos rústicos, mantones de manila vintage cedidos por L’Arca de l’Avias, faldas y batas de telas vaporosas y y de aire New Look.



Como complementos,tocados de flores y borlas, sombreros de ala ancha, botines calzas y sandalias para dar vida a un universo muy particular que culmina con  Marina Pérez como la Virgen de Guadalupe cerrando el desfile.
Fotos: Ernesto Soánez