21 de septiembre de 2010

NICOLÁS VAUDELET (fitting y desfile)


Después de haber estado el pasado viernes en el fitting de El Caballo, confirmo que cualquier cosa que hayáis escuchado de la amabilidad de Nicolas Vaudelet se queda corta.
A mi lo de los fitting me da un poco de apuro, porque llegas justo en un momento en que los diseñadores están que muerden (lo más normal del mundo, en esa situación yo no solo mordería, sino que me comería a alguien) y tengo la sensación de que estorbo. Los diseñadores están haciendo las últimas pruebas, los últimos ajustes, viendo el resultado final sobre la modelo... en fin, que no es momento.

Pues con esos pensamientos iba yo al fitting cuando me encontré con un Nicolás atareado pero encantador. Llegué justo cuando le estaban probando a Marína Pérez (¡qué suerte la mía!) el vestido con el que se abría el desfile. Me sorprendió lo ordenado que estaba todo, más que un almacén parecía una tienda.

Nicolás me contó la colección salida por salida, de la primera a la última parándose en cada detalle, cada tejido y cada referencia. Explicándome como "Me siento Camarón", la colección que nos presentaba, estaba inspirada en el mito flamenco, y más concretamente, en la característica silueta del hombre andaluz de los años 70. La influencia es clara, pero no facilona, por ejemplo, los lunares sólo aparecen en una ocasión, en forma de topitos rojos, apenas perceptibles en una camisa blanca que el diseñador combina con un chaleco de cuero y unos pantalones de estampado Toile de jouy, con los típicos dibujos de las vajillas de la Cartuja. Curioso guiño a su patria, de donde procede ese tipo de tejido.

Entre las prendas, abundan los petos de aire 70 y los trajes sastre. Sastrería masculina, con un patronaje y un acabado perfecto para vestir a la mujer la próxima primavera.

Los complementos, dorados, muy en la línea de la colección. Llaman la atención las medallas de la Virgen del Rocío y las espuelas. Fijándonos en las prendas, hay detalles curiosos, como una guitarra española en la espalda de una cazadora, cuerdas que simbolizan las de la guitarra o aberturas en alguna chaqueta que simbolizan el "me rompo la camisa" de Camarón. Las referencias a la equitación (espuelas, sillas de montar....) son continuas a la vez que ocurrentes.
Los tejidos muchos y muy variados: denim, lanas frías, algodón y por supuesto, cuero.

Los estampados y colores van desde al azul klein con el que comienza el desfile hasta el estampado de leopardo que simboliza el barroco y la abundancia de detalles. Denim azul, rojo, caldera, albero, tolie de jouy, lunares, cuadros.... Abundancia de todo, pero sobre todo de imaginación y de conexiones ingeniosas para trasladarnos a su particular visión de nuestra culltura más folclórica.

8 comentarios:

maituins dijo...

¡Qué buenas crónicas de Cibeles estás haciendo!.
Bss

Raquel T.G. dijo...

Qué simpático Nicolas Vaudelet, no?!
El año pasado vi su desfile en Cibeles y me fascinó. Veo que este año ha vuelto a hacer una colección estupenda..!! =)
1beso

Piluka dijo...

Me encanta tu crónica!.
Las fotos hablan por si solas.
Besitos.

maituins dijo...

Supongo que ya lo sabrás pero por si acaso...

http://www.hola.com/moda/cibeles/2010092145574/Cibeles-estilismos/hola/streetstyle/1/

Coral Prada dijo...

Fantásticas fotos, me encanta la chaqueta de plumas, realmente increíble!
Besos

Namy dijo...

OTRA SUPER CRÓNICA...CARAI...

me he quedado anonadada con las espuelas.jajajaja

muak.

Laura dijo...

Qué suerte el haber estado en el fitting de Nicolás Vaudelet...! Ya hoy acaba todo el trasiego de Cibeles. Ayer no te vi!!!! Posiblemente esta tarde me acerque otra vez. Haces un trabajo estupendo, los detalles de los zapatos me han encantado! Un besito!

Gratis total dijo...

a mi esta cole no me ha gustao demasiao , quizás es que febrero fue impresionante!

pero vamos, en regla general, mucho mejor que el resto