23 de septiembre de 2010

MARÍA ESCOTÉ

Y con María escoté y su colección "No me olvides" volvimos a los 90. La época más dorada y profunda de Versace reapareció en la pasarela cibelina.
El desfile comienza con una "¿novia?, ¿ninfa?" muy recatada para las propuestas ultra sexys que suele traernos la diseñadora. La siguen sus damas, de dos en dos y un poquito más destapadas. A partir de ahí, el desfile es una sucesión de conjuntos de cuero adornados con lágrimas gigantes, imperdibles dorados, cinturones con aspecto de esclava....
Pantalones campana de cuero blanco que habrían hecho las delicias del mismísimo Elvis, tops de aspecto casi sado, minis con vuelo y a la cintura... Los colores de las prendas van subiendo de tono, empezando por el blanco más angelical y terminando por el negro más canalla.

Monos, leggins y bañadores de licra con estampados de aire kitch: dibujos de Cristos y paisajes en tonos chillones. Muy del estilo de las camisas de Don Johnson en Miami Beach.

El material más utilizado: el cuero, seguido de cerca por la licra.
La firma de lencería Wonderbrá participó en el desfile con motivo de su 15 aniversario.
Los zapatos, tipo zueco con plataforma eran de Paco Gil.

Sin duda el estilo de María es característico. No puede dejar de recordar al Gianni más Gianni con sus imperdibles enormes, detalles dorados, minis muy minis de vuelo... Muy lejos de lo que yo me pondría pero me gustó.

5 comentarios: