27 de septiembre de 2010

ANDRÉS SARDÁ


Después de la puesta en escena de Andrés Sardá en su último desfile, tenía ganas de ver que nos esperaba para el verano 2011. En esta ocasión deja la candidez de Alicia en el País de las Maravillas para enseñarnos su lado más sensual inspirándose en las amazonas de Helmut Newton.

La puesta en escena derrocha glamour, del más denso, del glamour de Hannibal Laguna. La ciudad detrás de un imaginario ventanal y las divas paseando por delante.
Me gusta la dualidad prendas masculinas vs lencería ultrasexy. Ya se que está muy trillado, pero en este desfile me gusta. Por lo menos hay un poco de espectáculo, que para hacernos despertar en la mañana del lunes no está mal.


Los complementos son un depliegue que TODO: ligueros, estolas, tocados...No acabo de ver lo de las pieles en verano, desde luego hay que ser muy divina para plantarse un abrigo de esos encima del conjunto de ropa interior ideal y no morir de asfixia con los 40º de Madrid en agosto. Pero bueno, para presumir hay que sufrir (como dice mi madre) y total, tampoco vamos a la pasarela para que todo sea realista, ¿no? Para eso vamos a la oficina, así que dejemos que el invierno sea verano y viceversa y disfrutemos de creernos divas por un rato.

2 comentarios:

Bleinch dijo...

Este hombre siempre me hace soñar con sus desfiles...

Mqr dijo...

m ncanto! Q pedazo coleccion nos enseñaron! pensaba q en nada nos disparaban!
b
ss wapa