11 de mayo de 2010

Las novias de Cibeles

Este año más que nunca, tenía que ver los desfiles de Cibeles novias. Ya, ya se que yo ya tengo más que elegido ese vestido del que no os quiero desvelar ni un detalle hasta que llegue el Gran Día, peeeero.... ahora me hace más ilusión que nunca fantasear con verme vestida de blanco y no me lo podía perder. Como imaginaréis, en este estado de obnubilación bodil, disfruté el doble de la pasarela y lo mejor de todo es que salí de allí con la total convicción de que había hecho la mejor elección que podía hacer el día que elegí mi vestido.

A pesar de la ilusión y todo eso, mi agenda no me dejó asistir nada más que a los últimos dos desfiles, el de Devota & Lomba y el de Elio Berhanyer.

Llegar al pabellón 14.1 de Ifema me hizo experimentar una sensación de déjà vu tremenda. Mismo sitio, mismas escaleras y ¡hasta la misma persona colocándonos en los asientos!. Eso si, tengo que decir que faltaba el "llamémoslo glamour" de la Fashion Week. Los patrocinadores que se empeñan en mostrar su cara más original (o absurda en algunos casos) como tener a unos lechoncitos en medio del Cibelespacio, ahora se habían convertido en stands feriales de lo más común. Vamos, que ahí se va a vender y punto. Ni mejor ni peor, más práctico sí.

Ya no había Kissing Room, ahora había un espacio habilitado en esa zona de las palmeras entre una pasarela y otra, donde te tomabas un vinillo y" a correr".
En fin, que con muy poco de glamour, pero con mucha ilusión me predispuse a ver los desfiles. El primero porque me habían invitado muy amablemente. El segundo, porque estando allí yo no me pierdo un desfile de Elio Berhanyer. Te puede gustar más o menos su estilo, pero desde luego, es un maestro y a los maestro se les respeta y se les presta atención cuando te enseñan algo.

Modesto Lomba sigue inspirando sus colecciones en juegos geométricos. Para este tipo de vestidos apuesta por la organza y la muselina.

Faldas amplias y vaporosas con mucho volumen en algunos de los modelos.

Adapta algunas de las tendencias actuales, como los ruffles a su colección nupcial

El estilo helénico que se ha repetido en muchas de las colecciones para novia durante los últimos años sigue presente, pero pierde protagonismo respecto a la clásica línea A de los vestidos nupciales.

Y la estrella de la colección, la funda para blackberry tejida en encaje de Camariñas. Desde luego, fue lo más comentado, así que a pesar de haber olvidado la cámara, no pude resistirme a pedirle que nos la mostrara y le hice un foto con mi Blackberry para twittearlo en el momento.

¿Qué os parece esta innovación en los looks bodiles? ¿Seríais la primera novia en asistir a su enlace con semejante complemento?

Elio Berhanyer nos presenta una novia clásica. Lineas depuradas y figuras sencillas.
Tejidos ricos adornados con encaje y pedrería.

Las formas y cortes de los vestidos abarcan diferentes estilos, pero siempre con perfiles suaves que no disfrazan el cuerpo de la novia.

Escotes cruzados, palabra de honor y barco, predominan en los diseños.

El cierre del desfile es el mismo que el diseñador utilizó en su último desfile de Cibeles: Godeliv acompañada del padrino y vestida de novia camina hasta el final de la pasarela, detrás, aparecen las figuras de la madrina, el novio y posteriormente las invitadas... Todo un clásico.

6 comentarios:

abataba dijo...

El último es mi favorito!

SiL y Javo dijo...

Todavia estás a tiempo de ser la primera trendsetter nupcial!! jajajaja Donde esté un Elio, que se quite todo lo demás!!

Javo

Patricia dijo...

Me encantan los desfiles nupciales... gracias por el resumen!!

Un beso,
Patricia

Maite dijo...

Muy bonitos! El primero parece un edredón! jejjejej
Besos;)

Piluka dijo...

Son todos preciosos!. Dan ganas de casarse de nuevo!
Besitos.

Stéphanie dijo...

Hola, llevo mucho tiempo siguiendo to blog y me gusta como lo llevas.Por fin encontré la fuerza de empezar con el mio, si quieres echar un vistazo...http://lepetitversailles.blogspot.com/
Besote!!