5 de marzo de 2010

zumos naturales, masajes y buena compañía para pasar una tarde en The Body Shop


Hubo una temporada hace algunos años en la que -no me preguntéis por qué- me hice una adicta a The Body Shop. Creo que todo empezó con un bálsamo labial de coco que compré en un viaje a Londres. Cuando se me terminó, lo busqué aquí y a España no llegaba, así que cada vez que alguien conocido iba a UK, mi encargo siempre era el mismo. Creo que era ese atractivo que tienen las cosas difíciles de conseguir, porque confieso que ahora que ya lo comercializan en España... ya no lo uso.

Total, que cuando me invitaron a la inauguración de una de sus tiendas en Callao, con visita de su maquillador Karim Sattar incluida, no puede decir que no (aunque sólo fuese por los viejos tiempos :) Descubrí cosas como que sus gamas de mantecas corporales han crecido y ahora tienen una de limón que me resulta muy interesante para el verano o que han inventado una barra de labios ¡COMESTIBLE! Vamos, que si se te para el metro cuando acabas de salir de la oficina un viernes a las 15,00h, cuando ya estás que te comes hasta un dedo del que va sentado a tu lado, siempre puedes echar mano al neceser de pinturitas del bolso para matar el gusanillo.

No os hablo de la crema de manos de aceite de oliva porque a mi no me tocó masaje, entre La ratita presumida y Mamen Diaz-Alersi, consumieron el tiempo :P y Karim comenzó con sus consejos de maquillaje y limpieza de cutis (dejándome a mi con las ganas del masaje :( )

En fin, la filosofía de la marca, sigue siendo la misma: productos naturales, ayudar comerciando y resaltar la belleza natural de cada una. Mi impresión es que cada vez tienen más gamas donde elegir a la vez que conservan sus productos estrella. Lo mejor, nos ayudaron a pasar un rato muy agradable entre trucos de belleza que nunca viene mal.

¡Feliz fin de semana!

1 comentario:

Olga N. dijo...

¿como hecho de menos sus cepillos del pelo? No se porque yo me hice adipta a sus cepillos de pelo y nunca encuentro ninguno que sea igual a esos,aunque ahora tengo uno estupendo que seguramente es mejor pero me sigo acordando.