3 de marzo de 2010

TERESA HELBIG

Me gusta tanto lo que hace Teresa Helbig que me resulta tremendamente difícil ser imparcial al contaros el desfile, así que ni siquiera voy a intentarlo.

Tenía muchísimas ganas de verla desfilar en Cibeles, así que me propuse disfrutar de todo el desfile, de principio a fin. Para empezar me acerqué al espacio Loreal, para ver cómo irían las modelos. Los estilistas trabajaban ajetreados y me explicaron que como María Barros desfilaba en primer lugar, el peinado que veía no sería el que llevarían en el desfile de Teresa, así que desistí de hacer fotos y me fui para el vestuario. Allí, todo el equipo ultimaba detalles.
Entré a la pasarela y todo parecía estar preparado y perfecto para empezar. Parte del equipo del showroom fashionistas colocaba las bolsas que, se habían diseñado para la ocasión y que, por cierto, son una monada.
La inspiración de la colección viene de los Hermanos Seeberger y el entorno que rodeaba a sus fotografías durante los años 20, 30 y 40.

Comienza el desfile con shorts de ante y blusas de gasa. Como es habitual en ella, sus mujeres son extrafemeninas, delicadas, pero actuales.

Inspiración años 20 para una colección donde priman los detalles y lo artesanal. Aplicaciones vintage y únicas para hacer si cabe más especial cada uno de los diseños.
Los shorts dejan paso a los vestidos joya con detalles Art Deco realizados a mano. Me encanta ese "saber hacer" y ese "saber recuperar" lo mejor de lo artesanal en sus diseños.

Me encantó el detalle de las hojas de organza quemadas a mano que componían algunos de los vestidos, muy muy especial.

Los colores, en la gama de los empolvados, del rosa talco al verde Deco pasando por el negro, plata vieja y nude.

La silueta fluida y con movimiento, sobre todo por la caída de las capas y capas de gasa de los diseños.

El desfile, in crescendo, nos lleva hasta los vestidos de noche que emocionan a un público que irrumpe en aplausos en la pasarela.

Desde luego, la mujer que nos presenta Teresa es sobre todo femenina, con cierto gusto por "las cosas de antes" y por la costura tradicional. Es una mujer que valora los detalles y el proceso creativo. Dulce. Es una mujer que quiere sentirse y verse guapa. Es una mujer encantada de serlo.
Seguro que no es la propuesta más innovadora de la pasarela madrileña, pero ocupa un espacio en el que se aprecia la Couture que yo echaba en falta en las propuestas cibelinas.
Fotos: cristina piña


9 comentarios:

Patricia dijo...

Me encantó el desfile de Teresa y los detalles de cada una de sus prendas! Además los zapatos fueron espectaculares!!

Un beso,
Patricia

A TRENDY LIFE dijo...

Qué grandes crónicas has hecho Cris!!!

Maria dijo...

No se si debería decir esto, pero no conicía a esta diseñadora hasta que vi la entrevista en tu blog...
Desde entonces, estoy maravillada con lo que hace. He visto el video del desfile y es precioso, así que desde aqui, enhorabuena!

Besos

Mamen Díaz-Alersi dijo...

La verdad es que es una maravilla cómo cuida los detalles.
Yo estoy enamorada de los vestidos hojas de organza.

jose_airam dijo...

Espectacular, de lo mejorcito visto en cibeles. Tan a su bola y carente de tendencias, pero tan bien hecho y original que se merece desfilar en Madrid.

Besos!

Olga N. dijo...

Sencillamente, ¡espectacular!
Es una preciosidad de colección y ella es encantadora. Me han encantado los vestidos son preciosos.

Anónimo dijo...

UAAAAAUUUU!!!! he conocido a Teresa Helbig a tarves de tu blog y me parecen todos sus vestidos una maravilla!!! son como obras de arte.

Muchas felicidades por tu blog!!

Sandra

Imelda dijo...

Todo lo que hace Teresa Helbig es impecable, precioso e híperfemenino. Es una maravilla!! y a mí tb me encanta!!
Por cierto, tus diseños tb son preciosos!! lo haces genial, espero que tengas muchísima suerte!
Un beso

the healthy ghost dijo...

Siempre tan femenina.
Un beso.