20 de febrero de 2010

ROBERTO VERINO desde el backstage


Foto:EFE
Ver un desfile desde la parte de atras es siempre una experiencia: los últimos retoques de peinado y maquillaje, los nervios del diseñador, la charla de los modelos mientras esperan su turno, las carreras para cambiar de traje...

El desfile de Verino me resultaba especialmente atractivo para verlo desde allí porque llevaba peinados muy trabajados y unos diseños que me apetecía ver al detalle.
En primer lugar paso por la sala Loreal donde trabajan frenéticamente para conseguir unas melenas cardadas muy al estilo Rykiel que después irán coronadas con unos espectaculares tocados con mini sombreros de copa y plumas de Philip Treacy.

Las modelos van saliendo y se colocan en posición de salida, Roberto Verino atento a cada detalle y el equipo de retocando los bigotes postizos de los modelos masculinos. Cotilleo: A Jon Kortajarena no se le pegaba y el pobre se pasó todo el tiempo sujetándolo.

El desfile está inspirado en la capital francesa. Mucho chic parisino.

Chaquetas entalladísimas que me recuerdan vagamente a las que nos mostró John Galliano en el último desfile de Alta Costura de Dior, pantalones campana (¿volverán?), grandes abrigos con piezas de piel y mucho punto grueso.

Complementos de lana: calentadores y manguitos. Medias de encaje, ligueros, grandes pendientes de calavera, sombreros...

Colores muy invernales, en la gama de los grises hasta el negro y tonos camel. Estampados de pata de gallo y print animal.

El ritmo es frenético, las modelos bajan el escalón que hay detrás de la pasarela con ayuda de una asistente y echan a correr para hacer el cambio de vestuario.

Una vez colocadas de nuevo en posición de salida, risas, conversación y hasta alguna calada a un pitillo mientras coquetean con las cámaras de los fotógrafos que cubren la parte de atras del desfile.















No hay comentarios: