20 de febrero de 2010

ISABEL MASTACHE: Voces Búlgaras

Foto: EFE


La diseñadora gallega nos presenta en el Ego una colección de hombre más cerca de un vestuario teatral que de una pasarela de moda.

Los protagonistas, los volúmenes llevados al extremo en una colección de diseños imposibles con sabor étnico y decadente.

Los tocados, de alturas incalculables y las mascaras de estética carnavalera acompañan cada modelo.

Las prendas, creadas con mantas antiguas de lana, mohair, estampados liberty y otras muchas mezclas nos dan un resultado sorprendente que pone la nota extravagante en Cibeles.

1 comentario:

MaraRosa dijo...

Hola, hace unas semanas que me enteré de lo de esta colección y su polémica...me gustaría dar mi punto de vista porque me siento algo vinculada a ella personalmente y profesionalmente como artista. Igualmente vengo del mundo de las bellas artes, soy diseñadora aunque en otro campo, aunque tengo formación y experiencia como visual merchandiser y escaparatista, por lo que creo que puede valer...conozco muy bien Bulgaria, he vivido tiempo alli, me encanta el grupo coral de las voces búlgaras, que en realidad se llama el misterio de las voces búlgaras, incluso mi marido es búlgaro...pero he de decir a Isabel que su colección me parece una mera disculpa para aparecer en cibeles y dar que hablar...como decía Andy Warhol, todo el mundo buscará sus cinco minutos de gloria y que mejor que sean cinco a ninguno...no ha sabido transmitir la cultura ni tradición búlgaras, una civilización con una gran historia y cultura, se ha quedado en lo superficial...además no ha sabido conjugar bien los materiales ni colores ni formas...parece como un todo vale o estar hecho con demasiado poco tiempo para como dije una excusa para presentarse a Cibeles...creo que este hecho le pasará factura a su carrera tarde o temparano...debemos meditar más antes de actuar...y pensar ¿A dónde vamos? ¿Por qué? y ¿Para qué?, si quieren hacer del mundo de la moda un arte o mezclar este con la moda al menos que tengan algo que decir previamente a una seria investigación de las fuentes en las que se inspiran. Le agradezco al menos todo esto le ha servido a Bulgaria para que la gente se interese algo más por ella, pero claro como siempre desde el punto de vista de lo exótico...Un saludo.