22 de febrero de 2010

AMAYA ARZUAGA

Como ya es habitual en los desfiles de Amaya Arzuaga, la pasarela está decorada con estructuras. Con ello consigue un efecto diferente que acompaña a cada colección (aunque al público nos dificulta mucho hacer fotos como podéis ver en la imagen de arriba)

Si hay una cosa que me impresiona de esta diseñadora es su manera de trabajar el patrón, es única haciendo efectos de volumen y de piezas suspendidas en sus diseños.

La colección, de aire futurista, sorprende por los patrones-puzle. Aunque es diferente a las colecciones anteriores, tiene su sello inconfundible.
Volúmenes en lugares insospechados, aunque me da la impresión de que hay piezas más ponibles que en otras de sus colecciones. Asimetrías y hombros muy marcados. Detalles rígidos metálicos y con brillo en algunas prendas.

Como ya se adivinaba en la invitación al desfile, una de las materias primas más utilizada en la colección es la lana, trabajada de manera espectacular en vestidos, enormes cuellos y detalles. El cuero también aparece en algunos diseños.

Las medias de rayas horizontales en diferentes tonos de grises son el complemento estrella. Ayudan a aumentar la geometría en cada modelo. Botines, negros por el día y con efecto purpurina por la noche.

Los colores van del blanco roto al negro pasando por el gris. El teja, uno de los colores que más se repite durante esta edición de Cibeles, también está presente, de modo que casi podemos hablar de una tendencia para el próximo invierno.

4 comentarios:

carla dijo...

Holaaa!Soy la primeraaa!!Estoy de enhorabuena pq me encanta el naranja!Besos!

the healthy ghost dijo...

Sí, la verdad es que sus volúmenes son únicos.
Un beso

Clara dijo...

Me encantó este desfile!(:

Fashion and Beauty Now dijo...

Me encanta Amaya Arzuaga. Un besito guapa!!!