28 de septiembre de 2009

Lydia Delgado, sencillez

Lydia fue uno de los diseñadores que más molestias se tomo con los bloggers. Probablemente, dentro de un tiempo, esto sea lo habitual, pero a día de hoy, en nuestro país, es algo que aún puede definirse como una iniciativa diferente. No voy a contar más acerca de lo injusto del trato que hemos recibido los bloggers, podéis leerlo en los blogs de mis compañeros. Pero el trato que recibimos dista mucho del que están teniendo los bloggers más importantes en la Semana de la Moda de Milán.

El desfile de Lydia estuvo lleno de polos opuestos, aunque el conductor común fueron las referencias religiosas que aparecieron en todo momento: hábitos, cruces...
Abrieron el desfile dos modelos que me transmitieron la imagen de dos amiguitas paseando una tarde de domingo. Los primeros looks que vimos estuvieron llenos de tonos pastel, reminiscencias vintage, puntillas, rebecas...

Cambio radical: el negro inunda la pasarela y desde el pitillo con camiseta de tul transparente al vestido de corte años 50 lo comparten como hilo conductor.
De nuevo ruptura total: ¡hábitos!
Finalizamos con tres vestidos. A mi que soy un poquito "repollo" me gustó el cambio, aunque me recordaban mucho a cosas que había visto ya en algunos diseñadores en pasarelas pasadas, os dejo adivinar.
Los tonos, como ya he dicho, fueron de los pasteles y empolvados clásicos, al negro radical.
Los cortes, desde faldas lánguidas a faldas a capa con un vuelo enorme.
Sin duda, la nota dominante fue la controversia.

He dejado para el final mi momento egocéntrico, ¡mi silla reservada!! Tengo que agradecer a todo el equipo de Lydia las molestias que se tomaron con nosotros y el que nos hicieran sentir un poquito parte de la pasarela. Vais un paso por delante.

7 comentarios:

Akuka dijo...

¡¡Qué lujazo!! una silla para tí. Deberían tomar noto otros diseñadores, estoy contigo, esto debería ser lo normal, al fin y al cabo también hablamos de ellos y les damos publicidad.
Muy chulo el post.
Besos guapa.

A TRENDY LIFE dijo...

Me encanta esta diseñadora!

MqR dijo...

Bueno bueno con silla reservada y todo.
Sus prendas m parecieron delicadas, calidas...

bss wapa

La Ratita Presumida dijo...

Sin duda, me quedo con la primera parte. Lo demás no lo entendí muy bien.
¡Qué suerte lo de la silla! (yo no tuve tanta, jaja).
Un besazo, guapísima!

cristina n. piña dijo...

Akuka: ¡claro! la cobertura que damos desde los blogs a Cibeles es mucho mayor que la de cualquier medio.

A trendy life: :)

Mqr: genial lo de la silla, verdad?

Ratita: estoy contigo ;)

Besos a todas

Olga N. dijo...

Que ilusioin lo de la silla, al menos alguien se acordo de vosotros, sino de todos de algunos por lo que veo en la foto.

Besos.

olga N.

MATTIE dijo...

Ni egocentrismo ni na, anda que no mola esa silla personalizada, ay envidia pura y dura es lo siento. Un besazo guapa.