21 de septiembre de 2009

Juanjo Oliva, frescura

Con cierto retraso, comenzamos a escuchar una música misteriosa mientras cuatro modelos se iban posicionando al principio de la pasarela tras un juego de sombras y luces rojas.

Juanjo Oliva presentó una colección muy trabajada que si bien superó mis expectativas en la parte de día, me dejó algo sorprendida en la parte de noche. ¿Qué por qué? Simplemente porque no me parecían parte de la misma colección (ni siquiera del mismo diseñador) Supongo que debí perderme algo, porque aún hoy, volviendo a ver el desfile, sigo sin encontrar el nexo de unión. Juzgad vosotros mismos:

Al margen de esta curiosidad, os comento la parte de día, que fue la que me gustó:

Vestidos muy cortos con mucho volumen: silueta en A y en X. Armados perfectos, formas geométricas. Rigidez en las formas.
Vestidos románticos con reminiscencias cincuenta. El sueño americano, esposas perfectas y coquetas. Abullonados y asimetrías propios de tribus africanas.

Un colección para lucir piernas, porque ya sea en versión vuelo o tubo, la mini es la principal protagonista. Bolsillos laterales.

En cuanto a la parte superior, Juanjo toca todos los palos, del palabra de honor al camisero. Mangas al codo, cortas, mini y tirante/es. Hombreras.
Destaca, sin duda, lo trabajado del patrón en todos los modelos.

Estampados africanos de dibujos enormes que hacían mucho más llamativos los vestidos.

Colorido extremo: azul klein, verde pistacho, fucsia, amarillo...

El complemento estrella es el cinturon de cuero sencillo. Si, ese que todas tenemos en el armario. Así que apor el, que va con todo ;)

4 comentarios:

jose_airam dijo...

Perraca!!que acabo de leer lo de la fiesta!...mail contándome que tal todo a la voz de ya!

Cristina N. Piña dijo...

¡¡SI SEÑOR!!

thesil dijo...

Yo lo vi por tv! me gustó mucho el principio pero luego fue a menos.

un besete

Cristina N. Piña dijo...

Thesil: cierto.... pero a mi la primera parte me dejó muy buen sabor de boca

Besos